Félix Ángel Moreno Ruiz

domingo, 17 de enero de 2021

LA INSUMISA de Cristina Peri Rossi

 CORAJE Y DIGNIDAD



Hablar de Cristina Peri Rossi es hacerlo de una las voces más singulares del boom hispanoamericano, que convulsionó el panorama literario de los años sesenta y setenta del pasado siglo con una estética revolucionaria y unos enfoques novedosos para la época. Nacida en Montevideo en 1941, se vio obligada a exiliarse en España en 1972 poco antes de que los militares tomaran el poder en Uruguay tras un golpe de estado. Desde entonces, se ha mantenido fiel a sus principios defendiendo con ardor e inteligencia los valores progresistas, la liberación de la mujer, la homosexualidad, y criticando los abusos y la corrupción del sistema capitalista, la decadencia de Occidente y la pérdida progresiva de las libertades y de los derechos fundamentales. A la obra literaria de la escritora uruguaya, que es extensa y variada (narrativa, poesía, ensayo, periodismo, traducción), que ha sido merecedora de las más altas distinciones (Premio Loewe de poesía, premio Ciudad de Barcelona, Premio de relatos Vargas Llosa, Premio José Donoso, entre otros), se le suma ahora la novela La insumisa, que acaba de publicar en España la editorial Menoscuarto. De carácter autobiográfico y con un título revelador, en ella Cristina Peri Rossi recorre los años de la infancia y de la adolescencia, y lo hace con la mirada perspicaz, aguda, irónica y humana, muy humana, con la que nos tiene acostumbrados. Así, cuenta la relación con su madre, con la que congenió desde que era pequeña y que fue la primera persona a la que amó realmente; el enfrentamiento con su progenitor, hombre violento y alcohólico, que representaba todos los valores contra los que la autora ha luchado a lo largo de su vida; el recuerdo cariñoso de unos tíos que vivían en el campo (él era jefe de la estación de trenes de Casupá) y con los que descubrió el amor a la naturaleza, a las cosas sencillas y a los animales; la especial relación con su tío Tito, “hombre soltero, inteligente, culto ateo y misógino”; el primer abuso sufrido cuando tuvo que ser operada y, por supuesto, el despertar sexual de la adolescencia, los primeros besos y caricias, y también los primeros menosprecios y humillaciones sufridos por su condición de mujer y de lesbiana. Sin embargo, Cristina Peri Rossi no aprovecha la ocasión para ajustar cuentas con su pasado ni para sacudir los fantasmas que pueblan los pasadizos del alma de cualquier ser humano (como sí hizo Georges Simenon en Carta a mi madre); por el contrario, todas sus vivencias y recuerdos (hasta los más desagradables) están pasados por el tamiz de la elegancia y del humor, que le permite hablarle directamente a su padre y decirle que “tuviste que morirte para que tanta pasión equivocada se volviera compasión, y para que tus tres mujeres (tu esposa y tus dos hijas) te dieran algo del afecto que no recibiste estando vivo y sano”.

VIDA DE GUASTAVINO Y GUASTAVINO de Andrés Barba

 EL SUEÑO AMERICANO


No es tarea fácil escribir la biografía de un personaje y aunque las propias andanzas y peripecias vitales del biografiado ayuden (desde luego, no es lo mismo narrar la azarosa vida de Vicente Blasco Ibáñez que la anodina de Antonio Martínez Ruiz
Azorin), el autor debe ofrecer al lector un relato ameno en el que, junto a los necesarios datos históricos y verídicos, se añadan otros elementos (frescura en las descripciones, diálogos ágiles, perspectivismo) que conviertan su lectura en una aventura trepidante. Eso es, precisamente, lo que Andrés Barba consigue con Vida de Guastavino y Guastavino. Sin haber terminado sus estudios de arquitectura, en compañía de su amante y del menor de sus hijos, tras cometer un desfalco, Rafael Guastavino viajó a Nueva York a finales del siglo XIX para hacerse rico construyendo edificios con la técnica medieval de la bóveda tabicada, que tuvo la osadía de patentar tras perfeccionarla. La ciudad que encontró era muy semejante a la que Martin Scorsese nos describe en Gangs of New York: el hacinamiento humano, la pobreza y la falta de higiene campaban por sus respetos en viviendas de madera que ardían con facilidad. Los Guastavino, que ofrecían un producto ignífugo, comenzaron a abrirse camino, no exento de dificultades y de bancarrotas, hasta convertirse en los arquitectos de moda, cuyas obras son en la actualidad uno de los sellos identificativos de la ciudad norteamericana.

 

domingo, 27 de diciembre de 2020

LAS VOLADORAS de Mónica Ojeda

ATRACCIÓN POR LO MACABRO

La poeta y narradora ecuatoriana Mónica Ojeda (Guayaquil, 1988) es una de las figuras más representativas de la nueva generación de escritoras hispanoamericanas, que están irrumpiendo con fuerza en el panorama literario internacional. Herederas del realismo mágico del pasado siglo, incorporan las nuevas tendencias estéticas y la influencia de la cultura anglosajona para crear obras que llaman poderosamente la atención por su lenguaje innovador, la recreación de ancestrales mitos sudamericanos y la utilización del terror como vehículo de unas historias que atraen y repelen al mismo tiempo, y que pertenecen a un género que se ha denominado “gótico andino”. 

Ojeda se dio a conocer en 2014 con la novela La desfiguración Silva y, cuatro años más tarde, alcanzó el reconocimiento de crítica y público con Mandíbula, la historia de una adolescente que es secuestrada por su profesora. Ahora, la editorial Páginas de espuma publica su última obra, Las voladoras, un libro de cuentos que ha sido finalista de la sexta edición del Premio de narrativa breve Ribera del Duero. Formado por ocho relatos, todos ellos tienen en común la presencia de un narrador en primera persona que adopta distintas identidades, pero que suele ser una voz femenina que cuenta una experiencia traumática que le marca la vida de forma definitiva (el abuso paterno, la violencia doméstica, el parricidio, una aventura sexual bochornosa, el odio entre hermanas) y de la que huye sumergiéndose en la soledad y en la locura. También es común la atmósfera de terror que envuelve a todos lo cuentos, que nos recuerda al cine gore de los años ochenta, a las novelas de Stephen King y a la narrativa romántica, que puso de moda una literatura fantástica, de marcado gusto por lo macabro y fantasmagórico, y que en España tuvo su voz más autorizada en Bécquer, autor de unas leyendas que marcaron a muchos escritores posteriores, que continuaron este subgénero narrativo, cultivado hasta la saciedad y que hoy cuenta con múltiples variantes temáticas. Sin embargo, Ojeda incorpora, con acertada originalidad, la presencia del universo mitológico andino, que tiene sus propios seres ancestrales, como las voladoras (que dan título tanto al primer relato como al libro entero), el puma, el lobo, el volcán, el colibrí o el cóndor. Y todo ello envuelto en un halo de violencia sangrienta (los personajes sienten una atracción enfermiza por los miembros amputados, por la sangre en todas sus manifestaciones y con todos sus matices cromáticos, por las objetos cortantes y afilados, por el dolor y el sufrimiento masoquistas) y con una atención desmesurada por la repulsión física y la fealdad de lo deforme, por la complacencia en el asco que  provoca la decadencia del cuerpo cuando es víctima de una enfermedad degenerativa o de una obesidad mórbida.

domingo, 13 de diciembre de 2020

GLORIA BENDITA de Juan Madrid

ASUNTOS TURBIOS


Después de cuatro años de ausencia y tras superar felizmente un ictus, el autor malagueño Juan Madrid (reciente Premio Pepe Carvalho de novela negra) regresa con Gloria bendita, una valiente y arriesgada inmersión en las cloacas del estado.
La novela presenta dos tramas paralelas: por una parte, el periodista Juan Delforo (trasunto del autor) viaja desde Salobreña (localidad donde reside habitualmente) a Madrid para llevar a cabo una investigación sobre la manipulación informativa y la política de intoxicación con las que el régimen franquista fabricó durante años su historia oficial y la de la oposición comunista; por otra, asistimos a los tejemanejes del comisario Romero, un personaje maquiavélico y desalmado, vinculado a los servicios secretos, que ha montado un entramado de espionaje con el que se dedica a todo tipo de negocios ilícitos (chantaje, extorsión, venta de información sensible al mejor postor) que le reportan pingües beneficios. Como nexo de unión de ambas tramas está la historia de María, una joven maltratada por la vida, cuya existencia cambia radicalmente cuando se convierte en objeto de deseo del rey emérito.
Mezclando realidad y ficción, Juan Madrid ha creado en Gloria bendita una lúcida radiografía de las élites políticas y financieras españolas, en las que campan por sus respetos la corrupción y el nepotismo.

domingo, 8 de noviembre de 2020

LA CLARIDAD de Marcelo Luján

OTRA VUELTA DE TUERCA



La claridad, publicado por la editorial madrileña Páginas de espuma, es un libro de relatos que ha recibido el VI Premio Internacional Ribera del Duero. Su autor, el argentino Marcelo Luján (Buenos Aires, 1973), afincado en España desde 2003, es un renombrado escritor que cultiva el género negro (su novela La mala espera consiguió el Premio Ciudad de Getafe en 2009 y con Moravia y subsuelo se alzó con el Premio Dashiell Hammett en 2016), la prosa poética, la narrativa breve e imparte cursos de creación literaria.
Conforman el libro seis relatos (el último, “Más oscuro que tu luz”, no se presentó a concurso y se incorporó posteriormente al editarlo tras la concesión del premio) que tienen en común un estilo propio, personalísimo, en el que Marcelo Luján juega con continuas prolepsis para enganchar al lector desde la primera línea en unas historias que sobrecogen por su misterio y sus elevadas dosis de adrenalina que invitan a una lectura sin reposo.
“Puede que haya sido el azar. Con la necesidad y la voluntad y la siempre desquiciada tentación. O una noche de verano azuzada por las prisas. Puede que haya sido una perfecta a azarosa y por qué no aciaga mixtura de todo eso. Nadie va a saberlo nunca”.  Así comienza uno de los relatos y el lector sabe desde el principio (como lo sabía el de Crónica de una muerte anunciada de Gabriel García Márquez, lo que no impedía continuar su lectura) que el protagonista nunca llegará a su destino.
Algunos de los cuentos pertenecen al mejor thriller psicológico o de terror (las dos jóvenes que se pierden con sus bicicletas en un bosque tenebroso en el relato “Treinta monedas de carne”), al de fenómenos paranormales (la misteriosa joven de la que se enamora el protagonista de “La chica de la banda de folk” o las dos hermanas gemelas del titulado “Más oscuro que tu luz”) o al relato de misterio (el camionero que parte de madrugada con un tráiler cargado de pollos en “Espléndida noche”). En todos ellos, se percibe la influencia del cine americano de los años setenta y ochenta: El diablo sobre ruedas de Spielberg, las películas de terror para adolescentes (como Viernes 13 o La matanza de Texas) y las de fenómenos paranormales (como Poltergeist) resuenan en sus páginas enriqueciendo unas historias que, no por hollar lugares comunes, resultan menos originales.
Con La claridad, Marcelo Luján ha cuajado una obra redonda, seis relatos de gran calidad y de alto voltaje, que son una invitación a la lectura, una muestra de buen hacer y un ejemplo de cómo un tema trillado y abordado hasta la saciedad puede ser tratado de forma personal siempre que su autor reúna (como es el caso que nos ocupa) ingenio, intuición, una vasta cultura, un conocimiento de las técnicas narrativas y una gran soltura en el manejo del tempo.

domingo, 18 de octubre de 2020

ANTEL DEL PARAÍSO de Pedro Ugarte

 RETRATOS DE FAMILIA



Antes del Paraíso es el último libro de relatos del escritor y periodista vasco Pedro Ugarte (Bilbao, 1963). Autor de una dilatada producción que incluye poesía, novela, historia y crítica literaria, es también uno de los cuentistas más sólidos del panorama narrativo español actual, que ha recibido premios tan prestigiosos como el Setenil, concedido al mejor libro de cuentos de 2017 por Nuestra historia. 
Son ocho los relatos que conforman su última obra, titulada como el primero de ellos. En todos, la voz masculina del narrador suele identificarse con un tal Jorge, que va cambiando de identidad en cada relato para contarnos distintas historias familiares: las inquietudes religiosas de un padre que intenta adoctrinar a su vástago en el cristianismo más ortodoxo y este se rebela; el distanciamiento de dos familias amigas, debido a un boleto premiado de la lotería primitiva; los intentos infructuosos de un padre para comprar el coche de sus sueños tras visitar mil y un concesionarios acompañado de su hijo; la agobiante presencia de los reyes de Bélgica en la memoria de una saga familiar, cuya abuela llegó a conocerlos y los invitó a almorzar en una ocasión; las desavenencias entre los padres de unos compañeras de colegio a las que acompañan cuando juegan al baloncesto los fines de semana; la visita intermitente de un amigo del instituto para recordar tiempos pasados; la educación de un niño en el seno de una familia que carece de más descendencia y que lo cría como un preciado tesoro; la huida de una mujer y de su hija, que dejan solo al esposo en la casa familiar recién adquirida. Todas estas historias penetran en el alma más recóndita de un grupo social, la pequeña burguesía (más concretamente, la unidad familiar) para desnudar sus miserias, sus anhelos más íntimos, sus frustraciones y sus acendradas pasiones. 
Los personajes que transitan por Antes del paraíso sufren, sueñan, envidian, abandonan y son abandonados, se enfadan, agreden, piden perdón y, sobre todo, rememoran la infancia y la juventud perdidas, lo que pudo ser y ya nunca más será. Sin embargo, Pedro Ugarte no hace sangre, ni ajusta cuentas con el pasado, ni cae en el revanchismo ni en el sarcasmo. Por el contrario, las historias están contadas con exquisita elegancia, con serenidad, sin rencor y, al mismo tiempo, están teñidas de una leve ironía que, de vez en cuando, hace sonreír al lector porque, con demasiada frecuencia, se siente identificado con los pensamientos del protagonista, con lo que le sucede y con los motivos de su sufrimiento. Y todo ello expresado con un estilo ameno, de aparente facilidad, con un dominio de las técnicas de la narración, que convierten la lectura de Antes del Paraíso en un verdadero placer que, por su brevedad, sabe a poco.

MUNDOS DEL FIN DE LA PALABRA de Joanna Walsh

 RADIOGRAFÍA DE LA INCOMUNICACIÓN

Joanna Walsh es una reconocida escritora, ilustradora y periodista británica, autora de una novela y de varios libros de relatos, algunos de los cuales permanecen inéditos en castellano. Además, participa activamente en la defensa de los derechos de la mujer a través de las redes sociales (es autora de la cuenta @read_women, que posee numerosos seguidores). En España, se dio a conocer con Vértigo, un libro de cuentos que cosechó un enorme éxito tanto de público como de crítica, y en el que se analizaba, con la ironía y la agudeza que la caracterizan, las trabas que la mujer encuentra todavía para liberarse de los tradicionales papeles que la sociedad machista y heteropatriarcal le tiene asignados de antemano. Ahora, la editorial extremeña Periférica edita también Mundos del fin de la palabra, una colección de dieciocho relatos en los que aborda la incapacidad de los seres humanos para entablar una relación serena y fructífera con sus semejantes, la falta de empatía, la soledad, la incomunicación, la cobardía, el aplazamiento sine die de las decisiones que marcan el devenir de nuestra existencia. Y todo ello bajo el prisma de un humor corrosivo y surrealista que no deja títere con cabeza ni palos de la baraja sin tocar. Por las páginas de Mundos del fin de la palabra desfilan perros maleta, seres lectores con sus particulares hábitos, mujeres obesas, hombres simplones y una variopinta fauna que atrae y repele al mismo tiempo, pero que no deja indiferente al lector.